logo_kffb

Lee Sun-kyun: la historia de un romance asesino (1975-2023)

foto

La estrella de un actor dejó de brillar la mañana del 27 de diciembre de 2023, mientras las luces de Navidad seguían alumbrando, sin inmutarse. Un hombre que se había labrado una carrera empezando desde la parte más baja de la industria, había dejado de existir. Estudiante de la Universidad de Arte de Corea, Lee Sun-kyun se graduó en 2003 en el primer grupo de la Escuela de Teatro. Poco podía imaginar él, que la carrera que tanto amaba iba a llevarle de la gloria al infierno. En tan sólo veinte años.

Iniciando la carrera de actor

Empezar a codearse con las estrellas siendo secundario de numerosas series, o participando en cortometrajes, es uno de los caminos para convertirte en un gran actor. Aprovechar las oportunidades, desde luego es fundamental. De esta manera, en 2007, llegó el primer éxito televisivo de Lee Sun-kyunCoffee Prince, donde interpretaba a un personaje secundario pero muy entrañable, acompañando a la gran estrella Gong Yoo. Tras este papel, tres años más tarde, se consagraría con una de las series más vistas por los espectadores españoles —a pesar de que por aquel entonces no se disponía de plataformas digitales—: Pasta. La serie en la que el actor daría vida a un chef imposible, perfeccionista, pero que acabaría enamorado de la inexperta ayudante Kong Hyo-Jin (Volcano High),

A lo largo de este tiempo en el que el actor simultaneó papeles en series y el cine —la terrorífica R-Point, el drama fantástico My Mother the Mermaid—, tuvo tiempo para su vida personal: casarse con la actriz Jeon Hyejin en 2009, con la que mantenía una relación desde hacía siete años.

2009 es un año en el que Lee Sunkyung demuestra lo camaleónico que puede ser para interpretar cualquier tipo de papel. Por un lado, entra en el reparto de Night and Day, la primera película que Hong Sangsoo rueda fuera de Corea, y por primera vez consigue un personaje protagonista en el espléndido drama dirigido por la realizadora Park Chan-okPaju, en la que una joven de quince años se enamora del profesor que acaba de llegar a su ciudad.

Empiezan a llegar los éxitos

¿El resultado?: En 2010 protagoniza Oki’s Movie, la nueva película de Hong Sangsoo que gana el Festival de cine de Róterdam, en 2013 protagoniza Nobody’s Daughter Hae-Won presentada en el Festival de cine de Berlín y Our Sunhi, también de Hong Sangsoo, que gana el Premio al Mejor Director en Locarno.

En 2014, el público de Sitges descubre finalmente a Lee Sun-kyun —a pesar de que otras películas se habían estrenado en el Festival—, gracias a un thriller, que tenía elementos totalmente diferentes a los thrillers coreanos. A Hard Day (2014), es la película que da a conocer a Kim Sung-hoon en los mercados internacionales. El director, hoy conocido por Kingdom —la serie de zombis que revolucionó Netflix desde su anuncio—, nos presentaba un noir que bebía tanto de Hitchcock como de los hermanos Coen. Una película rebosante de humor negro con un excelente Lee Sun-kyun como policía protagonista.

Parce que los astros se alían con el actor, cuando Bong Joon-ho le ofrece uno de los papeles de Parásitos (2019). La película coral en la que el director coreano enfrenta dos modelos de vida: la pobreza y la riqueza, haciendo visible la desigualdad existente en nuestra sociedad. Uno de los protagonistas Lee Sun-kyun va a tocar el cielo: primero cuando la película se sitúa en la segunda posición en Corea llevando al cine a más de 10 millones de espectadores. En segundo lugar, cuando el film se alza con la Palma de Oro en Cannes. Y la guinda la ponen las seis nominaciones a los Oscar de la Academia, convirtiéndose en la primera película de habla no inglesa que consigue el premio a la Mejor Película.

Más allá de los sueños

La gestión de la fama no debe ser fácil, y menos cuando te conviertes en parte de la historia del cine de tu país. Lee Sun-kyun, ha tenido tiempo para su familia —su mujer y sus dos hijos—, sin renunciar a hacer televisión, como la excelente My Mister (2018), la interesante apuesta fantástica de Apple TV Dr. Brain (2021), acabando su carrera con Payback: Money and Power (2023).

En cuanto al cine, hemos de decir que 2023 le brindó al actor la posibilidad de quedar inmortalizado en la pantalla, con tres producciones tan diferentes como interesantes. Por un lado, participó en la cinta de ciencia ficción Proyect Silence (2023), en la que unos perros alterados genéticamente provocan el terror entre un grupo de ciudadanos al derrumbarse un puente. También se convirtió en el coprotagonista de Sleep (2023), el debut en la realización de Jason Yu. Un film de terror donde el sueño es un elemento aterrador… pero en un sentido diferente al que imagina el espectador. Y, por último, el actor protagonizó la última locura de Lee Won-SukRomance asesino (2023): una cinta tan loca que solo un actor y un director que se conocen y comparten amistad, pueden hacerla tan genial como es.

Sirvan estas palabras no como una despedida, sino como un paréntesis en el que el espectador pueda llegar a entender cómo es posible que la justicia se convierta en injusta y los medios de comunicación y redes en afilados dardos. La salud mental de las personas se ha de preservar utilizando todos los medios. Lee Sun-kyun se ha ido. Su romance asesino con una industria que fagocita a sus miembros ha de ser una piedra de toque.

No todo vale.

Un reportaje de Enrique Garcelán